Blog

Economía Circular, el cambio cultural

Economía Circular

El modelo sostenible para la reactivación

Le atribuyen a Einstein la frase “Estupido es pensar que obtendremos resultados distintos aplicando las mismas soluciones”: la economía circular representa una oportunidad para remover mitos, probar nuevas soluciones, impulsar paradigmas distintos. Y no solo a partir de sus beneficios ambientales, como la lucha contra el cambio climático, sino también por sus efectos en los modelos de producción, la economía y el empleo, entre otros.

La aceleración de los cambios que vivimos nos llevará indefectiblemente a la aplicación de soluciones que impliquen un desarrollo económico competitivo y eficiente que genere ganancias, que apueste a la innovación, a la tecnología y que sea redistributivo.

“Economía Circular, el cambio cultural”, es un libro que intenta crear conciencia, a partir de una selección de informes, normativa y artículos relevantes de los últimos meses, de las nuevas líneas de acción y pensamiento en la gestión de los recursos.

Con una fuerte orientación práctica, apunta principalmente a brindar herramientas a los decisores de políticas públicas.

Al mismo tiempo, y a través de distintas experiencias internacionales, se presentan distintas opiniones calificadas que permitan conformar una guía para implementar acciones concretas. Entre ellas debo destacar las relevantes colaboraciones de Josep Maria Tost (Director de la ARC, Agencia de Residuos de Catalunya) y de Manuel Albaladejo, representante de la ONUDI, Oficina de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial), en el Cono Sur.

De esta manera, moviéndonos hacia una economía circular, impulsamos el cambio cultural que permita comenzar a modificar conductas en la forma de producción y consumo, pasando de una economía lineal hacia una circular, en la que pueda entenderse a los materiales y a los residuos como recursos para otros procesos de generación de valor.

Desde ya que ese cambio cultural implica una nueva visión de la actividad económica centrada en el ser humano, visto no sólo como un mero consumidor masivo de productos de baja calidad, sino como un actor responsable en el ciclo que permita “repensar” (una de las claves de esta época pandémica…) los impactos de los procesos productivos y de servicios. Para ello, esta suerte de nuevo ser humano “circular” (“homo circularis”) que se está gestando a partir principalmente de las nuevas generaciones, que cuentan con una mentalidad más colaborativa, respetuosa del ambiente y que rechaza la desigualdad, exige también de la economía empresas “circulares”, que impulsen una economía circular con el objeto de seguir generando cadenas de valor, reduciendo costos, incorporando desechos dentro de nuevos procesos y evitando la contaminación.

De esta manera, junto al rol del estado, que debe institucionalizar y acelerar estos cambios, se configura una “trilogía circular”, Ciudadanía-Empresa-Estado “circulares”, que con el apoyo de la Academia, reatroalimentan el proceso.

El libro se puede descargar sin cargo en www.luislehmann.com

Fuente: www.visionsustentable.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *